Los constantes y crecientes controles en materia calidad y seguridad que realizan las distintas administraciones, genera que ni los fabricantes de mayor prestigio se libren de comparecer por fallos en alguno de sus productos.

El vehículo afectado.
El imponente Rolls Royce RR4

Éste es el caso del imponente Rolls Royce Ghost RR4. Mediante su Red de Alertas, el Instituto Nacional de Consumo (Ministerio de Sanidad, Servicios sociales e Igualdad) nos informaba de la constatación de un defecto de diseño en el vehículo que conlleva un elevado riesgo de incendio.

«En estos casos, de no detenerse el vehiculo, no se descarta la posibilidad de un incendio».

Extremo peligro.

Según fuentes ministeriales, el error de diseño en el Rolls Royce puede ocasionar la generación de humedad en la bomba de líquido refrigerante del turbocompresor de gases de escape. Esta situación puede ocasionar un cortocircuito, que, a su vez, generaría un aviso de check-control en la pantalla del cuadro de instrumentos, indicando una reducción de la refrigeración del motor. En casos muy aislados este cortocircuito podría provocar un sobrecalentamiento y un daño en la bomba refrigerante del turbocompresor. En estos casos, de no detenerse el vehiculo, no se descarta la posibilidad de un incendio en el vano motor y en consecuencia del vehículo.

La reacción de la marca.

Fieles a su política de máxima calidad, la empresa Rolls Royce España ha transmitido a las autoridades de consumo de Madrid toda la información pertinente y ha iniciado contactos con todos los propietarios del codiciado modelo para poder aplicar aquellas acciones correctivas que sean necesarias.

Esta noticia nos demuestra que actualmente los defectos de fabricación en los automóviles lejos de ser ya patrimonio exclusivo de las marcas más económicas… pueden ocurrir «hasta en las mejores familias».

En cifras.


El Rolls Royce Ghost RR4 es uno de los pilares de la nueva política de renovación de la marca: coches más informales y dinámicos para un público joven… y con alto poder adquisitivo. El RR4 está equipado con un imponente motor BMW de 6.6 litros biturbo, que genera una potencia cercana a los 600 CV. Alcanza los 100 Km/h en menos de 5 segundos y permite surcar el asfalto, con la mayor elegancia a una velocidad de 250 Km/h.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here